+34 954 62 82 92 info@cgdformacion.com

Beneficios educativos del ocio

El ocio como experiencia de vida

CGD E-Learning Center SL, Dpto Marketing

Lo positivo del ocio

¿Qué es el ocio para ti? ¿jugar fútbol? ¿relajarse? ¿dar un paseo? O tal vez… salir al campo… El ocio es bueno, ¿verdad? pero no sólo porque con él vivimos el disfrute, es positivo en el sentido en que genera múltiples beneficios al ser humano. Las actividades de ocio a menudo se realizan en grupos, permitiendo que se establezcan nuevas relaciones o se fortalezcan las que ya existen, y además, las personas que socializan con otros de manera saludable, obtienen un mejor bienestar psicológico.

Participar en actividades recreativas, especialmente al aire libre, puede mejorar el bienestar físico. De hecho las personas que con frecuencia aprovechan las actividades en parques, visitan menos al médico, tienen índices de masa corporal más bajos y presiones arteriales sistólicas más bajas que las personas que no lo hacen. 

El ocio puede entenderse de formas distintas, lo habitual, es que lo diferenciemos del trabajo por su carácter no obligatorio y de disfrute. Vivir el ocio bien sea a manera individual o social, es una experiencia no sólo de diversión, también se trata de una posibilidad educativa. 

El ocio y la educación

Siempre hemos creído que el ocio y la educación son dos polos opuestos. Así nos lo enseñaron. El ocio se relaciona con la libertad y relajación, la educación se asocia con el aprendizaje y lo relacionamos muy poco con la libertad, ya que los formalismos de la escuela o las instituciones, hace que la encasillemos como una obligación. 

La educación puede ser formal e informal y puede también presentarse en cualquier espacio, lo que significa que tiene un lugar importante dentro del ámbito del ocio. El ocio y la educación están conectados por unas funciones comunes: contribuyen al desarrollo de la personalidad, al bienestar y calidad de vida de las personas… 

"La educación debería preparar a los estudiantes para todo lo importante en la vida, incluido el uso del tiempo libre. El ocio es fundamental para la experiencia de vida, merece legítimamente una mayor atención educativa"

Michael Bender

La educación puede ser divertida

Hay que dejar de encasillar la educación en los formalismos de un lugar físico y dar también importancia a otros tipos de aprendizaje que preparan para la vida social.  El ocio y el tiempo libre, las actividades recreativas, además de generar beneficios físicos y psicológicos, también resultan educativas, lo hemos mencionado antes, aportan al crecimiento personal, pero además contribuyen al desarrollo de habilidades. A continuación las razones por las que el ocio puede ser educativo, más aún cuando nos referimos a las etapas de la infancia y juventud:

Compartir

Curso Oficial de Monitor de Ocio y Tiempo Libre

Convocatoria abierta